Sal de ajo

sal de ajo
Esta es la textura que debe quedar en la sal de ajo

Ingredientes

  • Seis dientes de ajo
  • Una taza de sal gruesa

Hoy os voy a enseñar una receta fácil, no es un plato como tal, es una sal especial: la sal de ajo.

La sal de ajo, sí, da un sabor exquisito a tus platos. Además, por si no te ves motivada o motivado, decirte que la venden en los supermercados o tiendas especializadas Gourmet a un precio bastante elevado, la verdad que no entiendo por qué, con lo fácil que se prepara, pensar esto igual te ayuda a ponerte manos a la obra.

Es algo laboriosa, pero te sale sal para todo el año, en un día preparas sal hasta para regalar.

Así que animaros, yo ese verano la he estado tomando en el desayuno, un par de tostadas de pan con sal de ajo y oye, le das un toque bien sabroso.

También puedes poner esta maravillosa sal por encima de las tostadas de aguacate y semillas

Todo vino porque mis padres tienen un huerto en el pueblo en el que nació mi madre, un pueblo de Palencia del que un día os contaré cosas, mejor que no empiece porque allí pasé mi adolescencia y fue brutal.

Mis padres plantan ajos, entre otras cosas, parece que en la huerta todo crece a la vez y te juntas con un motón de ajos de repente, con los que no sabes ni qué hacer, lo único que sabes es que no quieres que se estropeen.

Así que se me ocurrió una opción muy buena, hacer sal de ajo, y tengo aliño de esta sal tan especial y sabrosa para todo el año.

 

¡Vamos con la receta de sal de ajo!

sal de ajo
Aquí tenemos nuestros ajos preparados, listos para ser triturados

Pelamos los ajos y los picamos, o bien con el mortero o bien con la picadora de la batidora o la picadora Moulinex (1,2,3 picadora Moulinex)…

Los extendemos en una bandeja mezclados con la sal y lo dejamos secar tres días.

Pasados estos tres días, nos aseguramos de que no tengan humedad y los trituramos de nuevo hasta que nos quede lo más fino posible, confieso que a mi no me queda muy polvo, pero tampoco es importante lo fino del grano, al menos para mi.

A la hora de almacenarlo, os buscáis un bote mono. Yo utilizo cualquier bote de cristal, tipo bote habitual de los pepinillos, pero hay un montón de opciones, ya depende de lo minimalistas que seáis, yo la verdad que no mucho.

Ya me contaréis los usos que le dais, seguro que se os ocurren un montón.

Aquí las ricas tostadas con sal de ajo, le podéis añadir hierbas aromáticas

Siéntete libre para dejar tu comentario

avatar